Ley de reutilización de aguas grises: dos miradas sobre una normativa que hace tres años espera por un reglamento para aplicarla

Jéssica López, presidenta ejecutiva de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios, y Gerardo Díaz, experto en temas hídricos de Fundación Chile, entregan su opinión sobre los beneficios y aspectos que se podrían mejorar de la ley 21.075, en momentos en que el Ministerio de Salud está tramitando un nuevo reglamento para que la normativa se ponga en práctica y pueda contribuir a enfrentar los problemas de escasez de agua que vive el país.

Los conceptos de sequía y escasez hídrica se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana desde hace más de una década, debido a la disminución de las precipitaciones y al aumento de demanda de agua por parte de los sectores productivos.

  • Ver Noticia Completa en www.paiscircular.cl
  • Problema de moscas y malos olores afecta a vecinos de la zona de San Rosendo, Región del Bío Bío

    No es en Huasco sino en San Rosendo, región del Bío Bío, donde denuncian a una lechería por presencia de fecas, moscas, desviar un estero y “correr cercos” de terrenos contiguos.

    Ahora son más de 1.000 cabras y sus correspondientes desechos diarios, conviviendo con un pequeño poblado en San Rosendo, los que protagonizan una compleja trama que enfrentan a los vecinos y a una empresa de finos quesos. Para los habitantes de Los Callejones, se trata de un nuevo y grave episodio de contaminación ambiental, una especie de “nueva Freirina”, por lo ocurrido hace años en el norte de Chile, que, según ellos, se repite.

    Ya lograron sanción y una multa de la DGA contra la empresa, una hasta ahora promesa incumplida de visita a terreno de los diputados y un sorpresivo sumario sanitario iniciado por el Ministerio de Salud, abierto hace pocos días, en mayo de este año.

    Reducción de emisiones de faenas de Codelco y de sector transporte. Detalles del Plan de Descontaminación de Calama

    Luego de 12 años de trabajo para la concreción de este hito, el Presidente de la República, Sebastián Piñera firmó el documento que permitirá seguir avanzando en la descontaminación de Calama, declarada como zona saturada por material particulado MP10 en 2009 y que se encuentra actualmente en estado de latencia.

    La descontaminación de este territorio, cuyos contaminantes atmosféricos corresponden a SO2, arsénico y MP10, se inició en 2013 con la norma de funciones de cobre, publicada en diciembre de 2013. Esta norma estableció cinco años plazo a la fundición de Chuquicamata para adecuarse a los nuevos límites de emisión, con lo que se permitió una reducción significativa de las emisiones de SO2 (45%) y arsénico (40%) en la última década.

    Para enfrentar la problemática del MP10, se elaboró el Plan de Descontaminación estableciéndose un plazo máximo de cuatro años para reducir los niveles de contaminación para llevar los niveles de MP10 por debajo de la latencia. En lo específico, este plan establece metas de reducción de emisiones de material particulado con un plazo de cuatro años para las tres faenas de Codelco (Divisiones Ministro Hales, Chuquicamata y Radomiro Tomic) y la compensación de emisiones del 120% para proyectos nuevos que ingresen al SEIA que superen las emisiones indicadas en el plan.

    Nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica entra a Contraloría para su último trámite

    El Ministerio del Medio Ambiente envió a Contraloría para toma de razón el nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica MP 2,5 del Valle Central de O´Higgins, marcando un avance en la tramitación de esta normativa que contiene medidas mucho más exigentes para lograr reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad de vida de más de 700 mil personas.

    El SEREMI del Medio Ambiente, Rodrigo Lagos, se mostró satisfecho por el avance respecto de esta materia y recalcó que “ha sido un largo proceso para sacar adelante este nuevo Plan de Descontaminación más exigente, para dar cumplimiento a nuestro compromiso con mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestra región. Gracias a las medidas contempladas en este nuevo Plan de Descontaminación, podremos reducir en un 59% los niveles de material particulado fino, tan dañino para la salud de las personas”.